Estación del Tren

En la presidencia del General Pedro Nel Ospina, en el año de 1926,  se comenzó la construcción de la edificación, conocida en aquel entonces  como la Estación Tres Esquinas, la cuál tiene un estilo neoclásico Francés. Se inauguró el 8 de diciembre de 1927 contando con la presencia de varios funcionarios del Gobierno, dando el punto de partida para el progreso de la ciudad.

La estación, hoy declarada patrimonio arquitectónico nacional, fue un importante punto de interés comercial e industrial del centro del país durante el auge del tren, entre las décadas del 20 y el 70 en el siglo pasado.

La Estación del Tren, se integra con los prados, y los juegos de Parque de la Esperanza, en un gran espacio dedicado a la cultura y la recreación.